fbpx

Los juegos de rol de investigación

Las aventuras de misterio/investigación son muy populares entre los jugadores de rol, gracias sobre todo a la enorme variedad de juegos lovecraftianos. Algunos jugadores disfrutan del desafío de resolver los enigmas. Otros se ven atraídos por las historias, cuando tienen una trama y personajes interesantes.

Por otro lado, también hay muchos jugadores y directores de juego que rechazan este tipo de aventuras por las complicaciones que plantean: requieren una preparación elaborada, resulta difícil calibrar adecuadamente el desafío de interpretar las pistas, hay muchas posibilidades de acabar en callejones sin salida, etc.

Veamos en este artículo si sorteamos algunos de estos obstáculos.

Lo que sucede antes de que lleguen los personajes jugadores

La forma más fácil de entender una historia de misterio, y diferenciarla de otro tipo de aventuras, es asumir que una narración con elementos de misterio contiene en realidad dos historias. Una que ha tenido lugar antes de que los jugadores empiecen a jugar, y otra que se desarrollará desde ese momento. Tanto es así, que a menudo encontramos una frontera clara y tangible que separa estas historias: la escena del crimen. Por lo tanto, se podría decir que este tipo de aventuras requieren el doble de preparación.

Cuando nos sentemos a escribir la historia previa al crimen, hay ciertas cosas en las que tendremos que fijarnos para calcular cuán difícil será resolver nuestro misterio (y en consecuencia, cuánto va a durar la aventura). Centrar la atención en el número de personajes jugadores y localizaciones que necesitamos para contar una historia, es la mejor manera de calcular la duración y dificultad del misterio.

Es posible que te hayas dado cuenta de que muchas de las grandes historias de intriga tienen clichés de género muy recurrentes, tales como triángulos amorosos, personajes y eventos unidos por la casualidad o la mala suerte, o también personajes que ocultan otra identidad. Este recurso a menudo es usado para que el público entienda rápidamente la construcción de una trama o de unos personajes con trazos simples que les resultan familiares.

Si alguna vez has leído un módulo de una aventura de misterio, como por ejemplo alguno de La Llamada de Cthulhu, te habrás fijado en que suele haber un apartado al principio, posiblemente con un título como «Información para el director de juego», en el que se ofrece una sinopsis pormenorizada de todo lo sucedido antes de que entraran los personajes jugadores en escena. Escribir esta sinopsis, aunque solo vayas a leerla tú, te facilitará el proceso de codificar la información esencial en pistas. También es el mejor modo de interiorizar la historia y encontrar cabos sueltos para cerrarlos. No obstante, puedes dejar algunos cabos sueltos intencionadamente, para mantener la sensación de misterio tras acabar la aventura y dejar la puerta abierta a nuevas partidas.

El proceso de investigar un misterio

Ten en cuenta que tus jugadores no son detectives y que tú no eres un genio criminal. Como mucho, conocéis el género lo suficiente como para predecir los distintos giros argumentales. Por lo tanto, asume que tus jugadores van a tener de tanto en tanto ideas peregrinas sobre cómo encontrar pistas e investigar un caso de asesinato. Para ayudarles en las tareas detectivescas, puedes prepararles una lista con todos los lugares donde es posible encontrar pistas, o también puedes ir preparando las pistas sobre la marcha, para que los personajes jugadores las encuentren allí donde estén buscando en ese momento.

Se podría escribir un artículo entero sobre el diseño de pistas, pero aquí solo daremos algunos apuntes importantes: puedes pedir a un jugador múltiples tiradas para conseguir una sola pista, o puedes darle indicios antes de darle la pista completa, para que no tenga la sensación de estar tirando por nada… pero una vez tenga la pista, debería tener toda la información. Aunque por supuesto se pueden dar excepciones, como en el caso de pistas que vienen unas dentro de otras (por ejemplo, un medallón con un símbolo que lleva a un culto antiguo, pero también con un compartimento secreto que oculta una nota con la confesión del propietario).

Considera también que tener demasiadas pistas e información puede ser un problema a la hora de que los jugadores puedan resolver el misterio. Es por esto por lo que tal vez quieras ahorrar en personajes no jugadores: piensa que usualmente los jugadores deberán descartar a todos los sospechosos, a veces uno por uno.

Callejones sin salida

Si una pista es esencial para resolver la aventura, sobra decir que los jugadores deberían tener al menos una oportunidad justa de conseguirla.

Algunos jugadores y directores de juego disfrutan del desafío de un misterio lo suficiente como para considerar el fracaso y los callejones sin salida como parte de lo que hace satisfactorio el juego. Otros, prefieren tener la oportunidad de llegar al final de la historia, como parte del objetivo y la gratificación de jugar. Si quieres evitar los callejones sin salida, la mejor manera de hacerlo es dar múltiples oportunidades de conseguir una pista esencial.

Puedes, por ejemplo, sustituir el «fracaso» en una prueba de habilidad por el de «éxito con coste» al adquirir pistas (tal vez consiguen la información, pero a cambio deben pagar un cuantioso soborno, o llevarse un ojo morado).

Si quieres estimular a un jugador que está buscando en el lugar equivocado (asumiendo que esto sea una opción en tu juego), una de las maneras más fáciles de hacerlo es proporcionando una pista no esencial por su tirada y sus molestias.

Una pista no esencial es aquella que contiene información valiosa, aunque no para resolver el misterio. Uno de los ejemplos más comunes, es una pista que revele un punto débil del monstruo sobrenatural al que los jugadores deben enfrentarse en el desenlace.

Si quieres evitar callejones sin salida, deberás prestar especial atención también a esos momentos que los jugadores dedican a discutir el significado de las pistas. Si te das cuenta de que están interpretando algo de manera incorrecta, no porque les falte información sino porque aquello que era evidente para ti no lo es para los jugadores, tu obligación es la de interrumpir y aclarar la confusión. Es la mejor opción para todos, sin importar cuánto rompa la sensación de inmersión, o cuánto te duela, como director de juego, admitir que no has sabido transmitir de forma clara la información.

Misterios avanzados

Hay dos maneras de transformar una buena aventura de misterio en una aventura excelente: se puede incluir en la investigación la figura de un personaje adversario o competidor, o se puede dar una fecha límite para resolver el misterio. La cuestión es usar cualquier elemento que añada presión o divida la atención de los personajes jugadores en varios frentes. Esto puede dar como resultado un escenario en que los personajes no resuelvan el misterio antes de que sea demasiado tarde, por lo tanto es útil que prepares de antemano un final B o una nueva situación a la que deban hacer frente para resarcirse de su fracaso.

Una tercera vía es, por supuesto, crear un misterio que sea increiblemente bueno: fascinante y abrumador, en el que cada pregunta lleve siempre a otras preguntas. Si tomamos como referencia el cine, las mejores películas de misterio son aquellas en las que las pistas solo encajan en el desenlace. Es decir, no se acaban de entender hasta el final. Conseguir esto en rol requerirá que diseñes cada pista a conciencia, de modo que la información que proporciones solo pueda entenderse bajo el contexto apropiado, y que los jugadores únicamente obtengan lo necesario para encontrar la siguiente pieza del puzzle. De forma que la última pista será la clave que decodifique el resto.

Resumiendo:

Lo que sucede antes de que lleguen los personajes jugadores:

  • Atiende al número de personajes no jugadores y localizaciones involucrados para controlar la dificultad del misterio.
  • Divide la información esencial del trasfondo y codíficala en pistas.
  • Deja algunos cabos sueltos a propósito para mantener el misterio tras la partida.

El proceso de investigar un misterio:

  • Ni los jugadores son detectives ni tú un genio criminal. Encontrad vuestro estilo de juego.
  • Si se han ganado la pista, dáles toda la información (salvo contadas excepciones).
  • Demasiadas pistas e información hará más difícil interpretar lo que significan.

Callejones sin salida:

  • Si una pista es esencial, los jugadores deberían tener al menos una oportunidad para obtenerla.
  • Utiliza éxitos con coste y pistas no esenciales para evitar callejones sin salida.
  • Si una pista no se interpreta en la manera que pensabas, aclara la información.

Misterios avanzados:

  • Enriquece un misterio añadiendo un adversario o competidor, o poniendo un límite de tiempo para resolverlo.
  • Diseña las pistas de modo que no puedan comprenderse fuera del contexto apropiado.
  • Convierte la última pista que adquieran, en la pista que proporciona este contexto.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00