fbpx

¿Qué es un juego de rol?

Un juego de rol es una aventura que se juega en un mundo imaginario, donde la historia fluye a través de la conversación de los jugadores.

Los juegos de rol, por norma general, son cooperativos, pero eso no impide que a veces por el carácter del personaje, o rol oculto que tenga, pueda entorpecer a los demás en la partida.

Existen muchos y variados tipos y sistemas de rol, algunos requerirá para jugar un director de juego que nos explicará el escenario, actuará como juez y representará a los antagonistas, personajes secundarios y extras.


¿Qué necesitamos para jugar a rol?

  • Como mínimo dos jugadores, siendo entre cuatro y cinco un número muy adecuado para una buena fluidez en la partida.
  • Un director de juego. Aunque algún juego no precise por el sistema que se utilice en la partida, en la mayoría es necesario para que explique dónde se encuentran y que necesidades tienen los personajes, a la par que juzgue qué pueden hacer y cómo, los personajes.
  • Un sistema de juego, son las reglas del juego. Tablas que nos guiarán a la hora de conseguir realizar acciones necesarias para el transcurso de la aventura.
  • Una aventura en un mundo real o fantástico, del pasado, presente o futuro, donde los personajes principales tengan que hacer algo para poder ganar o sobrevivir a la partida.
  • Lápices y papel para poder apuntar lo que nos pueda parecer relevante en la aventura.

Dados

Necesitaremos dados para resolver situaciones de nuestros personajes de diferentes número de caras, el sistema nos indicará cuáles necesitamos.

  • Dados de cuatro caras, suelen usarse para para extras, por ejemplo sumar 1D4 a tu tirada por que tu compañero te ayuda a subir por la cuerda, o un mago hace un hechizo para ayudarte en tu búsqueda suma 1D4
  • Dados de seis caras, los más normales y extendidos en los juegos de mesa. Aunque no se usan tanto en el rol, son necesarios en sistemas PBTA donde tienen gran protagonismo con 2D6 para conseguir tu acción.
  • Dados de 8 caras, suelen usarse para sumar daño a los enemigos por parte de las armas usadas, 1D8 si le has dado al disparar con el revolver.
  • Dados de 10 caras, son los dados más usados en rol, sobre todo cuando tenemos que hacer tiradas de dados de 100. Con 2D10 uno será las decenas y el otro las unidades.
  • Dados de 12 caras, estos dados no se suelen usar demasiado aunque tienen una forma bonita.
  • Dados de 20 caras, estos dados sí que son muy usados en rol, muchos sistemas basados en D20 siguen su figura para reaccionar a las situaciones.
  • Dados de 100, en la actualidad ya se han quedado obsoletos, su forma casi redonda los hace muy especiales, generalmente lo han eclipsado la utilización de 2D10.

¿Cómo se juega a rol?

Preparación

Pues llegamos a la parte práctica, en la que te vamos a enseñar qué has de preparar para jugar a un juego de rol de mesa.

Para jugar a rol, salvo excepciones, alguno de vosotros (jugadores) necesitará hacer de director de juego

Funciones del director de juego

Este tendrá un montón de funciones dentro del juego:

  • Deberá leer o preparar toda la aventura para poder dirigir bien y estar prepardo en todo momento para los movimientos, acciones y pesquisas de los personajes jugadores.
  • Deberá conocer bien las reglas del sistema al que se está jugando. Por lo general existen tablas de ayudas para utilizarlas durante la partida.
  • Deberá ejercer de árbitro, pues es el conocedor en profundidad de las reglas.
  • Habrá de mantener la coherencia interna del mundo en el que se juega la partida, queremos decir que el mundo de juego ha de seguir una lógica, unas leyes que no hemos de saltarnos. Si en algún momento hemos definido que en el mundo de juego no existen los dragones, no los saques.


Los jugadores

Los jugadores tomarán el papel de un personaje principal en la aventura.

Cada personaje deberá tener una ficha con sus características, empezando por su nombre, edad, fisico, nacionalidad o raza y pequeña descripción o historia del mismo.

También deberemos hacer un listado de habilidades, desde las básicas como fuerza e inteligencia, hasta las más inverosímiles como abrir cerraduras y montar a caballo.

Dependiendo del sistema que se elija la necesidad de más o menos habilidades vendrá descrita en la ficha del jugador.

La preparación de las fichas puede ser más o menos ardua dependiendo del sistema, pero también es una parte importante del juego, en la que imaginamos cómo usaremos las habilidades que vayamos dando a nuestro PJ (personaje jugador).

Normalmente iremos tirando dados que nos darán más aptitudes o deméritos en nuestras habilidades, cosa que divertirá a los demás aventureros, ¡aunque siempre pueden cambiar las tornas!

Sistema de reglas

El sistema de juego es un conjunto de reglas para que el director de juego y los jugadores puedan regirse y no surjan conflictos de intereses en la partida.

El sistema de juego nos dirá si podemos hacer lo que el jugador ha descrito o por el contrario el personaje no es capaz. En el caso de que sí pueda ser capaz, el sistema indicará cómo deberá hacer dicha acción.

Por ejemplo, si necesitamos abrir una puerta que está cerrada con llave, si nuestro personaje tiene habilidad para ello podrá tirar un dado, y si pasa la tirada podrá abrir la puerta. 

Existen muchos sistemas para jugar a rol.

  • BRP - básicamente está basado en usar un dado de 100 para resolver las acciones de los PJs, cada habilidad tendrá su porcentaje de acierto y si la tirada no supera ese porcentaje está podrá ser realizada. Este sistema se usa por ejemplo en La Llamada de Cthulhu.
  • D20 - Este es el sistema que inauguró Dungeons and Dragons en el año 1974. Es de los sistemas más sencillos que hay, en el que hay que tirar un d20 (dado de 20 caras) y que el valor supere una dificultad dada por el master o director de juego.
  • Existen otros tipos de sistemas, como el PBTA, el D100 y el Fate.





El clásico de siempre D&D

Y a todo esto...

¿Cómo comenzamos a jugar a rol?

Después de hacer las fichas de los personajes y de que el director se haya leído la aventura y sepa mínimamente las reglas, que explicará a los jugadores, por lo menos de manera esquemática para que no hayan sorpresas, podremos iniciar el juego.

El director de juego deberá presentar la historia, los eventos que ocurren y los posibles objetivos que cada uno o todos los personajes deben conseguir.

Este tendrá que explicar también qué ven los personajes, representar a los PNJs (personajes no jugadores) que visiten para conseguir la información que necesitan para poder proseguir en la partida.

Deberá describir el misterio y el peligro en las escenas que se vayan sucediendo para conseguir mantener el interés de todos los jugadores en el juego.

Cada jugador deberá ir diciendo en todo momento qué es lo que hace su personaje, ya sea hablar con los demás o con otros personajes no jugadores, las acciones más peligrosas imaginables o lo que se le ocurra.

En cada acción especial que hagan los jugadores el director deberá decidir si es posible hacerla o deberá cortar las alas a la imaginación.

En el caso que sean complicadas se deberá seguir el manual de juego y si entran dentro de la posibilidad, hacer una tirada para ver si se consigue y qué consecuencias tiene para la aventura.

Las consecuencias pueden ser tanto buenas como malas en la aventura y por norma general suelen ser igual de divertidas, aunque no lo es tanto cuando un personaje muere debiendo abandonar el juego, en este caso nos haremos otra ficha de personaje para seguir donde lo dejamos, si es posible.

 

¿Quién gana o pierde en un juego de rol?

Al ser un juego cooperativo, como norma general, suele ganar o perder todo el conjunto de los jugadores, aunque al final de la partida tiende a ser más importante la historia en sí que haberla ganado.

Es decir, la finalidad de las partidas de rol es hacer una pequeña representación imaginaria de una obra de teatro, siendo lo menos importante el final victorioso.

Es más importante la experiencia de inmersión en el juego que alcanza el jugador que ganar o no en la aventura.

También, por norma general, el personaje irá subiendo de nivel a medida que vayan superando exitosamente las aventuras, resultando más penosa la posibilidad perder al personaje por una muerte repentina.

Sin más, alentaros a que probéis a jugar alguna partida de un juego de rol, con una buena aventura seguro que os convertiréis en devotos roleros.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00