descarga la Guía de Inicio

Marcados

Igual que aprendiste hablar, con dificultad al principio, pero mejorando tu pronunciación y tu gramática poco a poco hasta sentirte cómodo (aunque a veces te sigues trabando), así aprendiste a controlar la Manifestación… hasta cierto punto.

Ahora eres adulto. Sabes hablar. Y sabes manejar tu «capacidad especial», sabes hasta dónde puedes «forzar la máquina». Aunque la «máquina» da para mucho más. Cuando realmente hace falta te puedes dejar llevar. En una situación de vida o muerte sabes que puedes dejar que tu esencia primordial tome las riendas y hacer mucho más. Pero eso tiene un coste. Te acerca a esa puerta entornada.

La luz que sale de detrás de esa puerta, del otro lado del umbral, es tentadora. En el fondo sabes que es a ese otro lado a donde perteneces. Pero es todo un poco complicado. Has acabado en medio de todo sin quererlo ni beberlo. Parece que eres una pepita de oro en un río que desconoces. Un diamante en bruto, dicen. Hay quien te busca para ayudarte, para pulirte y que puedas ser tu mejor versión, pero otros muchos se quieren aprovechar de ti, o simplemente acabar contigo, porque eres una aberración. La versión moderna de las horcas y las antorchas: subfusiles y reflectores. Eres un monstruo.

Tu Manifestación es un don y una condena. Cada vez que te dejas llevar sientes cómo algo se desgarra dentro de ti. Algo que no es humano quiere aflorar. Pero que es también parte de ti. Cada día te preguntas cómo puedes aferrarte a tu humanidad, si podrías ignorar lo que te ocurre, pero también si siquiera merece la pena el esfuerzo. Si cualquier cosa que hagas no será, al fin y al cabo, un paso vano para retrasar lo inevitable durante poco más que un instante.

Aunque ahora, finalmente has encontrado a más como tú. Y como se suele decir, compartir adversidades une. Con los que son como tú te sientes cómodo. De algún modo incluso dirías que te ayuda a controlar tus impulsos. Te sientes… algo más seguro.

Eres parte de la Estirpe de Dunwich. No sabes si eso es bueno o malo. Lo que sí sabes es que es peligroso.

¿Qué es Estirpe de Dunwich?

Estirpe de Dunwich es un juego que transcurre en la actualidad y en el que los PJ son personas aparentemente normales pero que han nacido tocadas por Yog-Sothoth, lo que les da capacidades especiales «que no comprenden». Usar estas capacidades (estrictamente hablando, «dejar que Yog-Sothoth se manifieste a través de ellos») les provoca dejarse llevar cada vez más por su esencia primigenia (sufren pesadillas, visiones despiertos... y, a la vez, sus habilidades son cada vez más poderosas, pero también más difíciles de controlar).

Además, en el mundo hay una serie de grupos y sectas que saben de la existencia de gente como los PJ. Unos los reverencian porque creen que son los elegidos que acabarán devolviendo a los primigenios a la Tierra, otros los quieren cazar para estudiarlos o hacerse con su poder, otros solo pretenden acabar con ellos y defender a la humanidad ante los dioses exteriores. Y en medio, los PJ que necesitan sobrevivir y entender, y que no saben en quién pueden confiar.

¿Qué vas a encontrar en esta guía de inicio?

Esta guía de inicio se compone de 4 partes:


  • En torno al umbral, una descripción del mundo de juego, sus habitantes e Historias de la Estirpe. También explicamos cómo adaptar el juego a distintos géneros.
  • Referencia rápida de reglas, cómo resolver tareas, percepción, combate, daño y Manifestaciones de Yog-Sothoth.
  • Personajes pregenerados.
  • Un escenario introductorio completo.

somos estirpe

Hemos habilitado un canal de Telegram para reunir a todos los marcados por Yog-Sothoth. https://t.me/somosestirpe

Acompáñanos al borde del umbral y disfruta de la compañía de estar entre iguales.


Entra en el canal de Telegram y participa de los sorteos y sorpresas especiales en el lanzamiento del libro.



© 2022 Shadowlands Ediciones